Con demandas buscan tumbar prohibición de consumo de licor en espacios públicos

Foto: El Tiempo.

Con demandas pretenden tumbar la prohibición del consumo del licor en espacios públicos.

Las demandas, según Noticias Caracol, afirman que con esta norma se está vulnerando el desarrollo de la libre personalidad y de expresión de los jóvenes que pretenden encontrarse en espacios como parques.

Pero las autoridades han señalado que los resultados positivos por la norma son contundentes.

En lo que va del 2019 se han interpuesto 120.230 comparendos por consumir bebidas alcohólicas en espacios público.

Este número representa el 25% de las multas impuestas por violar el código.

La Corte Constitucional señala en su estudio los derechos fundamentales, si debe primar la seguridad y el bienestar de la comunidad con las prohibiciones, o si prevalece mejor el libre desarrollo de la personalidad.

Se sabe que hay una mayoría de magistrados de la Corte a favor de mantener esta prohibición.

Barranquilla es la ciudad en donde más se han visto afectados los comerciantes de licores por la norma.

Nelson Correa es uno de ellos y acepta que a veces debe vender el licor casi que a escondidas para evitar sanciones.

Él cuenta que conoce el caso de un comerciante a quien le cerraron su local porque uno de sus clientes se puso a tomar cerveza afuera del establecimiento.

Al menos 3.000 locales y tiendas han sido sancionados en el Atlántico por la implementación  del nuevo código de convivencia.

Orlando Jiménez, vicepresidente de Undeco, agremiación de comerciantes de este departamento, manifestó que lo que más les molesta es que están sancionando aquellas tiendas donde sus clientes beben en la terraza.

“La terraza hace parte del inmueble y no es espacio público y eso es lo que venimos reclamando desde hace mucho tiempo”, dijo el representante.

La policía de Barranquilla asegura que las sanciones han disminuido poco a poco, con los años, lo que quiere decir que la norma sí está sirviendo para educar al ciudadano.

Con la prohibición del consumo del licor en parques lo que más se ha disminuido es el número de peleas, casi en un 30 por ciento.