Con vacaciones y permisos premian a soldados que realizan ‘bajas’

Fotoilustración.

RCN Radio dio a conocer una serie de entrevistas a militares de medio y bajo rango que corroboraran las conclusiones a las que llegó un artículo escrito por el New York Times: sí hay presión dentro de las tropas para dar con resultados y ‘bajas’.

Básicamente, los militares que están dentro de la primera línea de combate en aquellas zonas de alta tensión son quienes conocen mejor los incentivos por ‘dar de baja’ y presentar resultados positivos en su ejercicio.

Una fuente, que pidió que no fuera revelada su identidad por temor a que sus superiores tomen retaliaciones, manifestó que hay premios para aquellas unidades que producen resultados, y que las llamadas ‘bajas’ son consideradas como de alto valor.

La fuente manifestó que no les dan plata, sino que el mayor premio son las vacaciones.

Por otra parte, los ‘positivos’ más valorados son aquellos que se dan en medio de combates.

Presión psicológica

También manifestó el militar entrevistado que ellos no distinguen si una persona es guerrillera o paramilitar o de cualquier otro grupo, mientras esté armada se puede dar de baja.

La fuente añadió que el mayor premio son aquellas vacaciones que dan en diciembre, esto con el fin de compartir con la familia.

Advierte el militar que los comandante de unidades menores son medidos por el número de bajas que registra su tropa. Así como por el número de capturas.

Incluso se conoce que entre los pelotones de cerca de 40 hombres se realizan competencias para cumplir con el capricho del Estado Mayor.

Esto hace que la presión psicológica sobre los comandantes sea alta.

Vea también: Nicholas Casey, quien denunció falsos positivos, huyó del país tras acusaciones de María Fernanda Cabal

“Y las unidades que no dan tantos resultados salimos solo con lo reglamentario de vacaciones que es cada seis meses. Pero a los comandantes de las unidades, a ellos se les mide por resultados”, dijo la fuente a RCN Radio.

Esta problemática resultó luego de la publicación de un artículo en el NYT, cuyo periodista tuvo que salir del país luego de que la senadora por el partido Centro Democrático, María Fernanda cabal, afirmara que el reportero había salido de “gira” por la selva con miembros de las Farc.

También cuestiona la idoneidad del reportero, diciembre que se pregunta cuánta plata habría recibido para publicar el informe.