Conductor de camión destruido tras explosión en Bogotá, sobrevivió y relató la tragedia

Conductor de camión destruido tras explosión en Bogotá, sobrevivió y relató la tragediaosión en Bogotá y relató la tragedia
Imagen tomada de Noticias Caracol

Su nombre es Carlos Arturo Vaca y es el conductor que manejaba el camión que terminó volcado tras la explosión que se registró en una vivienda en Bogotá.

La fuerte explosión ocurrió al medio día del pasado viernes en el occidente de Bogotá. La vivienda de tres pisos sufrió una explosión originada por unos cilindros de gas, según las primeras indagaciones.

En el primer piso funcionaba un local donde vendían pólvora y mechas para juegos de tejo. Los otros dos eran viviendas, en especial la del segundo piso, quedó destruida por completo. Bomberos que llegaron al lugar en el momento de la tragedia alertaron que la edificación podría colapsar en cualquier momento.

Segundos antes de que se produjera el hecho que dejó cuatro muertos y más de 20 heridos, un camión pasaba muy cerca del lugar. En el momento de la explosión el impacto fue tan fuerte que el camión se volcó.

Noticias Caracol contactó al conductor que por suerte sobrevivió. Desde hacía un año manejaba este camión en el cual transportaba pollos.

También le puede interesar: En video quedó el momento exacto de la explosión de una vivienda en Bogotá

El camión sirvió de escudo para evitar una tragedia mayor

Vaca sufrió algunas heridas y fracturas, pero por fortuna se encuentra vivo. El hombre afirmó que antes de lo sucedido iba muy feliz porque le estaba rindiendo el día, hasta que en un momento sintió que algo lo golpeó y luego empezó a dar vueltas.

Tras el estallido lo único que logró ver fue el humo y algunas personas a su alrededor. Además, del olor a fósforo.

Por varios minutos quedó atrapado dentro del camión y tuvo que gritar para pedir auxilio. Dos personas que escucharon sus quejidos se acercaron para ayudarlo.

Él afirma que Dios fue quien lo puso allí para que la tragedia no fuera mayor, puesto que detrás del camión estaba en colegio y de no estar ahí, quizá los niños hubieran sufrido graves consecuencias.

Aunque el carro terminó totalmente destruido sirvió como escudo para los niños.

Además, Dios también se encargó de cuidarlo a él y sacarlo vivo de esta situación. Él hombre fue trasladado a un hospital, pero ya se encuentra bien, en casa y con su familia.

El dueño del vehículo al enterarse de la noticia pensó lo peor y aunque sabe que las pérdidas por el vehículo son millonarias, siente alivió de que su empleado haya sobrevivido.

La tragedia estaba anunciada

Por su parte, Luz Mary Reyes, miembro de la Asociación de Padres de Familia, contó que en el momento de la explosión los niños se encontraban en jornada continua, pero algunos estaban en el patio. Fueron estos quienes sufrieron mayores lesiones.

18 niños menores de edad fueron quienes sufrieron heridas que por fortuna no fueron graves.

Lo que más llamó la atención de las autoridades, es que miembros de comunidad educativa afirmaron que esta tragedia ya estaba anunciada.

“Eso se veía venir, puesto que era un lugar que manejaba pólvora. No deberían estar en este sector”, afirmó una de las madres de los menores.

Noticias Caracol investigó si las autoridades tenían conocimiento de lo que se estaba vendiendo en este lugar y descubrieron que no. Por ende, el establecimiento no tenía ningún permiso para comercializar con mechas.

Sin embargo, los vecinos sí tenían conocimiento de la situación y nunca se quejaron ni hicieron las denuncias.

Quien vivía en el tercer piso del edificio se encontraba dentro de la casa junto a su esposa e hijo.

“Cuando escuchamos la explosión solo se veía el humo, nos tocó ponernos toallas mojadas para poder respirar y salir de allí”, relató el hombre.

Él dice que en la otra vivienda convivían alrededor de cuatro personas y que en el primero al único que conocía era al dueño del negocio.

Últimas noticias