Dariluz Pino, una de tantas niñas colombianas que celebran sus 15 años en medio de la pobreza

Dariluz Pino, una de tantas niñas colombianas que celebran sus 15 años en medio de la pobreza
Foto: Facebook César Correa

Una joven quinceañera vivió un día inolvidable el día de su cumpleaños, pues si bien no fue por todo lo alto, sí le sobró mucho amor.

Los quince son tal vez el día más esperado por muchas mujeres y sin importar lo costoso o sencillo que pueda ser el agasajo, lo más importante será siempre el amor del que se rodee la joven.

Posted by César Correa on Monday, September 30, 2019

Para el caso de Dariluz Pino, el amor que recibió de su familia en el día de sus quince años, será para siempre un tesoro en su corazón.

Dariluz entregó su historia al portal de noticias La Opinión, quien señala que todo comenzó a la salida de la iglesia, después de agradecerle a Dios por quince años de vida.

Al salir de la iglesia, Dariluz caminó hasta su casa, en zona rural de Cúcuta, acompañada de sus familiares y seres queridos.

La casa, una humilde morada hecha de tablas y piso de madera, está ubicada sobre la vía que conduce a Puerto Santander, en la vereda Puerto Nuevo.

Posted by César Correa on Monday, September 30, 2019

En el camino a casa, los carros no la dejaron pasar desapercibida y con unos buenos pitazos le decían “Felicidades por tus quince años”.

Al llegar a su hogar, Dariluz se llevó una increíble sorpresa al ver la fiesta que le tenían preparada.

La fiesta

Posted by César Correa on Monday, September 30, 2019

Bombas y alrededor de veinte sillas rodeaban una mesa que tenía el número 15, bajo un arco de globos dorados y blancos, pero no había pastel.

Dariluz aseguró ser consciente de que no era una súper fiesta, pero resaltó el gran esfuerzo de su abuela, Lidubina Durán, a quien llama mamá, pues la acompaña desde los tres meses de vida.

Posted by César Correa on Monday, September 30, 2019

Por su parte, Lidubina Durán, de 70 años, indicó que tuvo que ahorrar alrededor de dos años para poder conseguir las cosas necesarias para el festejo.

Consiguió 300 mil pesos criando unos cerdos y vendiendo gasolina, eso lo invirtió en un novillo que luego pudo vender en 1.’350.000, lo que invirtió en el festejo de su nieta.

Posted by César Correa on Monday, September 30, 2019

Entre lágrimas, Dariluz aseguró que quiere estudiar odontología y retribuirle a su abuela (madre) todo lo que ha hecho por ella.

Posted by César Correa on Monday, September 30, 2019

Hoy, Dariluz está en octavo grado, pero tiene el norte muy definido para afrontar lo que se viene en adelante para alcanzar sus metas.