Desde la Antártida trajeron “ositos de agua” a Colombia para medir la calidad del aire

"Ositos de Agua" ayudan con la contaminación ambiental en Medellín
Foto: elespectador.com y estaticos.nosabesnada.com

Varios estudios científicos señalan al tardígrado, mejor conocido como “Osito de Agua”, como el único ser microscópico que podría resistir cualquier evento destructivo en el planeta Tierra.

Estos seres celulares invertebrados están regados por todo el mundo, sobreviviendo en zonas montañosas y profundidades marinas calculadas en 10 kilómetros.

Aunado a eso, estos microorganismos pueden resistir altas temperaturas que oscilan entre 150 C° y 200 C°.

Tardígrados microscópicos
Foto: codigooculto.com

Teniendo en cuentas estas características, estudiantes y profesores de la Facultad de Ciencias Naturales y Exactas de la Universidad de Antioquia se encuentran realizando una investigación para utilizar a esos diminutos animales como indicadores de la contaminación ambiental en Medellín.

Pero, ¿en qué ayudarían estos seres celulares? El secreto radica en una cualidad de los “Ositos de Agua”.

Los Tardígrados pueden detener su proceso metabólico las veces que sean necesarias, pasando hasta 100 años en un estado neutral, esta característica se denomina criptobiosis y es la forma utilizada por estos seres para adaptarse a distintos ambientes.

La Universidad de Antioquía, en conjunto con un grupo de biólogos, realizó una expedición a la Península de la Antártida para traer muestras de “ositos de agua”, los cuales están siendo experimentados por los estudiantes de la facultad y puestos en distintos puntos de la ciudad, a través de plantas húmedas como el musgo.

Los microorganismos serán puestos en lugares con mayor fluido vehicular e industrial, ya que allí no se reproducen con fuerza y esta sería la señal de que existe riesgo de contaminación en la zona.

Por lo contrario, si existe una mayor reproducción de estos animales, quiere decir que no hay riesgo de contaminación ambiental, como lo señaló en El Espectador el biólogo Gabriel Marín Muñoz, investigador líder en el estudio.

Se espera poder identificar los lugares más propensos a la contaminación, pero también ubicar cuales son los sitios que se mantienen fuera de peligro.

Con la ayuda del Sistema de Alerta Temprana de Medellín y el Valle de Aburrá, la Universidad de Antioquía busca crear un índice de medición para detectar los sitios en alerta roja y, así mismo, mejorar la calidad ambiental en el municipio, de la mano de los “Los Ositos de Agua”.