Desvelan lo que sería el lado más oscuro del reto viral #10yearchallenge

Desarrolladores de Apps serían los mayores beneficiados con esta clase de retos.

El más reciente reto viral #10yearchallenge ha sido todo un éxito a lo largo de redes sociales como Facebook, Twitter e Instagram, pero ¿cuáles serían las verdaderas intenciones de sus promotores?

La dinámica del reto es simple: compartir dos fotografías, una actual y otra de hace diez años para compararlas y notar cambios en cuanto a fisionomía, trabajo, etc.

¿De qué se trataría?

Por lo anterior hay quienes aseguran que el reto es una mina de oro para quienes trabajan con técnicas de reconocimiento facial. Sería una técnica para probar programas desarrollados para tal fin y para los recolectores de data.

Kate O’Neill, editora del portal Wired, sugiere que las fotos que ha subido el público a las redes dista mucho del simple entretenimiento para recordar el pasado y ‘alardear’ el presente.

“Las fotos tienen una sencilla finalidad de entrenamiento de sistemas de reconocimiento facial, así como de reconocimiento de lugares e imágenes.

La mujer apoya sus teorías en los últimos escándalo de Facebook sobre las condiciones de privacidad, lo cual genera, según ella, un manto de dudas.

La teoría planteada por la editora en un texto publicado sugiere que gracias a las etiquetas, a los recolectores de datos se les facilita el trabajo y asegura que ni el algoritmo más sofisticado podría recolectar información de manera más puntual.

Lo que dice Facebook

A pesar de lo anterior, Facebook emitió un comunicado en el cual asegura que la red social no volvió viral el reto y que no gana nada con él.

“Como recordatorio, los usuarios de Facebook pueden activar o desactivar el reconocimiento facial en cualquier momento”, asegura el comunicado de la compañía emitido el 1 de enero de 2019.

Por último, la analista sugiere que los aparentes juegos inocentes para calcular la edad o el cómo nos veríamos a la vuelta de unos años, o cómo te verías si fueras del sexo opuesto serían técnicas para que desarrolladores logren la manera de producir nuevas y mejoradas aplicaciones.