El antes y el después de una casita en Ayapel que le cambiaron el frente con colorida pintura

El antes y el después de una casita en Ayapel que le cambiaron el frente con colorida pintura
Foto: Instagram @vivianagrondona

Nuestra casa es el vivo reflejo de nuestra personalidad, de nuestras emociones y todo lo que habita en nosotros, de manera que ponerle color es darnos un toque de alegría a nosotros mismos.

De eso sabe mucho Viviana Grondona, una artista que viaja para ponerle color al mundo y que, entre otras cosas, afirma que simplemente “hace dibujos porque sí o porque no”.

Sus pinceladas literalmente tienen la capacidad de transformar cualquier espacio y convertirlo en todo un cuento de Disney.

Dos de sus más recientes obras de arte han dejado a más de un internauta con la boca abierta, pues es increíble el antes y el después de los murales que realizó.

El primero es la fachada de una humilde casa en Ayapel, Córdoba, donde convirtió lo que era la entrada a un hogar en una pintura que evoca el realismo mágico en el Caribe colombiano.

Otra de sus más recientes obras tiene que ver con el mural más grande que ha realizado, convirtiendo la fachada de una casa de dos pisos en toda una aventura marina que a muchos les evoca la película de Nemo.

Sus pinceladas se caracterizan por los colores vivos y extravagantes, combinados con algunas tonalidades pasteles, que sin lugar a dudas son el vivo reflejo de una persona que tiene la capacidad de expresar la alegría que hay en sí en una pintura.

Han sido varias las obras de arte que Grondona ha realizado en diferentes partes del país, abordando diferentes conceptos y entregando pinceladas de alegría a los demás.