Jadis Sebastián, de 13 años, quedó postrado en una cama tras recibir una balazo durante un fleteo

Jadis Sebastián, de 13 años, quedó postrado en una cama tras recibir una balazo durante un fleteo
Fotos: Tomadas de Elheraldo.co

Una banda del fleteros truncaron los sueños de Jadis Sebastián Castelar en el municipio de Soledad, Atlántico.

El adolescente de 13 años fue impactado con arma de fuego en la cabeza durante un tiroteo que se formó frente a su colegio.

El hecho ocurrió el pasado 15 de septiembre de 2017 en la urbanización El Parque, cuando el vigilante del colegio Sagrada Sabiduría reaccionó para evitar un fleteo.

Ja­dis Sebastián Castelar aprendió japonés viendo anime y quería perfeccionar el idioma. Foto: Tomada de Elheraldo.co

La víctima de este delito fue un ciudadano al que le iban a hurtar 2 millones de pesos, que momentos antes había retirado de un banco ubicado en el centro comercial Metropolitano de Barranquilla.

De acuerdo con Aldia.co, gracias a la reacción del vigilante, miembros de la banda delincuencial ‘los Caribeños’ no logreron robar el dinero.

Sin embargo, en su huida los delincuentes hicieron varios disparos y uno de ellos dejó lesionado a Jadis Sebastián. La situación desencadenó una debacle para esa familia.

Ja­dis Sebastián Castelar, su mamá Daibis De la Espriella y su hermana Mily, de 9 años.
Foto: Tomada de Elheraldo.co

En primer lugar, el jovencito perdió parte del cerebro. Quedó postrado en una cama sin poder moverse, hablar o comer solo.

Por otro lado, su papá, Javid Castellar Martínez, empezó a frecuentar clínicas de reposo para controlar sus problemas de depresión.

Y su mamá, Daibis De la Espriella, tuvo que dejar su trabajo en una peluquería para dedicarse al cuidado de su hijo.

Ja­dis Sebastián Castelar. Foto: Tomada de Elheraldo.co

Aunque varios miembros de la banda ‘los Caribeños’ ya fueron arrestados, no se tiene certeza de quién fue el que disparó la bala que impactó a Jadis Sebastián.

Era uno niño decente al que le gustaban los idiomas

Daibis describió a su hijo como un niño “muy decente y excelente estudiante, al que le gustaban los idiomas y el anime”.

“Ya sabía japonés y su sueño era estudiar y conocer esa cultura”, recordó la mamá de Jadis Sebastián.

Ja­dis Sebastián Castelar y su hermana Mily. Foto: Tomada de Elheraldo.co

Ahora todos los esfuerzos de esta familia están concentrados en gestionar y lograr el costoso y largo proceso de rehabilitación física del menor.

Si usted desea vincularse y ayudar en el proceso de recuperación de Jadis Sebastián se puede comunicar al celular 300 451 79 90.