“Mi hijo no quería ir”, padre de militar que perdió la vida en Medellín

"Mi hijo no quería ir", padre de militar que perdió la vida en Medellín
Foto: Noticias Caracol

En la tarde del domingo 11 de agosto en la ciudad de Medellín, una tragedia enlutó lo que había comenzado como una fiesta.

Dos soldados de la Fuerza Aérea se encontraban brindando un show en medio del Desfile de Silleteros, dos helicópteros pasearon por los cielos con las banderas de Colombia y Antioquia colgando desde las alturas. En cada una iban colgados de dos soldados que, al parecer, eran expertos en este tipo de acrobacias.

Lastimosamente, una de las cuerdas que sostenía la bandera de Colombia se desprendió haciendo que los soldados cayeran al vacío y perdieran la vida.

El padre de uno de los jóvenes que perdió la vida al caer a la pista del aeropuerto, habló con Noticias Caracol y expresó su rabia y dolor frente al acontecimiento.

Jesús Mosquera Andrade aseguró que su hijo expresó que tenía miedo de ir a esa misión, pero aún así lo mandaron.

“Él le dijo a su hijo y a su mujer que no quería ir antes de irse”, contó su papá.

El padre expresó que lo único que siente en este momento es dolor y rabia, pues no encuentra una explicación por parte de la Fuerza Aérea sobre los motivos por los que sucedió la tragedia. Además, sabiendo que su hijo no se sentía confiado, no debieron obligarlo.

También afirmó que no es posible que con las tecnologías que hoy existen, se mande a seres humanos a operaciones tan riesgosas.

“Me arrancaron un pedazo de mi vida”, afirmó.

Las declaraciones de las FAC

El comandante de las FAC, mayor general Ramsés Rueda, desmintió algunas versiones que rondaron en redes sociales y que aseguraban que la cuerda se había soltado del helicóptero. El mayor aclaró que hubo una ruptura de la cuerda, un acontecimiento totalmente inesperado.

Sin embargo, se abrieron las respectivas investigaciones que arrojarán los resultados a finales de esta semana.

También le puede interesar: Las caras de tristeza y desconsuelo de la tripulación que acompañaba a los soldados, posterior al accidente