Moribundo y dentro de un costal hallan a un perrito al que hoy animalistas intentan salvar su vida

Foto: Facebook

Un nuevo caso de maltrato animal ocurrido en el barrio Las Gaviotas, tiene sacudido a los habitantes de Cartagena.

De acuerdo con la información brindada por la directora de la Fundación Los Ángeles con Patas, el animal de dos años fue abandonado junto a bolsas, a la espera de que el carro recolector pasara por él.

El perrito no solo fue herido, sino que también fue amarrado y posteriormente fue metido dentro de las bolsas con la intención de que se asfixiara.

Foto: Noticias Caracol

Los aullidos de dolor del can, alertaron a una mujer que transitaba cerca a la Clínica de Barú, y quien de inmediato lo traslado a un centro veterinario donde permanece bajo un pronóstico reservado.

Miembros de la fundación realizaron un post en Facebook hablando acerca del caso:

“SIN TEMOR DE DIOS,… solo así pudo hacer esto un ser humano: amarrado de pies y manos y metido dentro de un saco, con una enorme herida en el cuello, se encontró este perrito, tirado en la basura… frente a la Clínica BARÚ . Muchas personas pasaban de largo. Hasta que fue recogido por la sra Ana Milena Caraballo Betancurt y llevado a la UNIDAD MEDICA VETERINARIA. Se necesita ayuda para cubrir sus gastos en la clínica… Si deseas, puedes consignar en la cta de la clínica 058269996771 cta corriente de Davivienda y enviar el soporte de pago al cel 318-4931431.. Muchas gracias”

Actualmente la fundación se encuentra en el proceso para recolectar dinero y poder cubrir los gastos médicos del animal, además de asegurar que ya instalaron la denuncia ante la Fiscalía por el caso de maltrato.

Recordemos que pese a que las leyes colombianas contemplan penas entre los 12 y 36 de prisión para las personas que maltraten un animal, además de una sanción económica entre los 5 y 60 salarios mínimos, los casos de maltrato animal son una constante en el país y a diario quedan impunes.

Otros casos

La historia de Teo, un perro de raza Shih Zú, no solo estremeció a sus dueños sino también a toda Barranquilla.

El animal que llegó a la peluquería canina estuvo a punto de morir a manos de un trabajador del local quien ante la negativa del perro para dejarse cortar las uñas lo golpeó tan fuerte que lo dejó en shock.

El trabajador de inmediato solicitó ayuda a sus compañeros para intentar revivir al animal que por fortuna logró sobrevivir.

Sin embargo, los dueños se percataron de que algo andaba mal con el perrito, que al llegar a la casa comenzó a vomitar, se dirigieron de nuevo al local donde pidieron monitorear las cámaras de seguridad y descubrieron la agresión del empleado.

El hombre identificado como Jordan Ojeda, fue despedido del lugar y podrá enfrentar una condena de hasta tres años de cárcel.

Según cifras desde que entró en vigencia la ley 1774 de 2016, en la capital del Atlántico han sido capturadas 167 personas por maltrato animal.

Le puede interesar: Empleado que golpeó y reanimó a perrito en veterinaria podría enfrentar 3 años de cárcel7