No es Venezuela, es Chocó: 4 niños perdieron la vida por confinamiento

Mucho se ha hablado de la situación actual de Venezuela, donde millones de familias están sufriendo debido a la falta de alimentos y a los problemas de electricidad que se han presentado en los últimos días y aunque los ojos del mundo están sobre este país, cientos de colombianos piden que no se les olvide lo que está pasando en el interior.

Esta semana, cuatro menores de edad pertenecientes a los resguardos indígenas del Carmen del Darién, en Chocó, fallecieron debido al confinamiento en el que están, pues debido a los enfrentamientos entre grupos armados ilegales no pudieron ser trasladados a centros asistenciales.

Lo más alarmante es que la cifra puede aumentar, pues las personas no pueden salir de sus viviendas y hay mujeres en embarazo, adultos mayores y niños que no han recibido la alimentación adecuada hace ya casi un mes. Esta situación se extiende también a Bahía Solano, Riosucio, Juradó y Bojayá, donde las familias mantienen encerradas por miedo a los enfrentamientos armados.

Más de 5 mil familias siguen esperando la presencia de autoridades militares, quienes se comprometieron a controlar la situación, sin embargo, no ha sido posible y los niños siguen enfermándose por los alimentos en mal estado o la falta de comida.

“Se trata de una crisis humanitaria que debe ser atendida lo más pronto posible” afirmó Helfer Andrade Casamá, coordinador de la Mesa de Diálogo y Conservación de los Pueblos Indígenas de Chocó, quien pide a gritos al gobierno que no se olvide de esta zona del país.