Piden ayuda para turista italiano que lleva 1 mes perdido en el mar Caribe colombiano

Piden ayuda para turista italiano lleva 1 mes perdido en el mar Caribe colombiano
Foto: Facebook

Rocco Acocella, un turista italiano se perdió el pasado 23 de junio en el mar Caribe colombiano.

El hombre venía de navegar desde Salerno, Italia durante 30 días, pero ese día cerca de Barranquilla, perdió la señal y hasta ahora no se tienen noticias de él.

El día del solsticio de verano, una fecha que para los navegantes resulta ser algo mística, fue la última vez que se registró señal de su catamarán. Acocella intentó comunicarse cuando estaba a 250 kilómetros de la arenosa.

El italiano de 32 años es un amante a los viajes en especial por agua, puesto que tiene una fascinación por los catamaranes. Tres veces al año sale en uno de ellos para viajar por Europa y América. Además de ser un amante a la marina, también trabaja en Eco-Friendly, una compañía turística.

Como era costumbre se despidió de su mamá y el 3 de junio zarpó por el mar Caribe. De acuerdo con Las2orillas, el italiano llegó el 15 de junio a la isla Saint Martin y allí se quedó durante dos días y luego viajó a Puerto Velero que queda a 20 kilómetros de Barranquilla.

El viaje demoraba 10 días y lleva 1 mes

Sin embargo, el trayecto que debía tomar diez días, ya lleva un mes. Según las cuentas, Rocco debía llegar el 27 de junio a Puerto Velero. El plan que tenía al llegar era coger un vuelo hacía Ecuador con un grupo de turistas europeos.

Por su parte, la Armada colombiana comenzó la búsqueda luego de detectar la señal de emergencia que lanzó el turista. Varias lanchas salieron en su búsqueda, pero fue en vano, aunque marcaron la ruta imaginando el peor escenario posible no lo encontraron.

Se calculó que a lo mejor Rocco se pudo haber estrellado con una gran roca y por ende tuvo que recurrir a su salvavidas que lo dejó flotando en el mar, sin embargo, tampoco lo vieron.

La búsqueda se ha extendido hasta Panamá, Nicaragua y Costa Rica, además, la Armada lo busca por aire para ver si hay algún rastro de su catamarán. Mientras tanto, en Salerno, su madre espera por noticia de su hijo y para ayudar a buscarlo creó una página en Facebook.

En la medida en la que pasa el tiempo, las esperanzas de encontrarlo con vida se agotan y las posibilidades de búsqueda cada vez son menos.