Polémica por propuesta que pretender crear un “impuesto por contaminación” en Medellín

Desde hace varios días, los habitantes de Medellín han denunciado a través de redes sociales la contaminación que es evidente a simple vista, pues ya no es tan común divisar las montañas que rodeaban al Valle de Aburrá debido una especie de “nube blanca”, que en realidad es contaminación.

Según el Sistema de Alertas Tempranas (Siata) las 19 estaciones que miden la calidad del aire en los 10 municipios del Valle de Aburrá han estado en rojo, es decir, que el aire está siendo dañino para la población y como si fuera poco, en el mes de marzo se ha registrado las “condiciones más críticas de los últimos tres años”, pues el clima y las condiciones meteorológicas no han favorecido para la dispersión de la contaminación.

En pocas palabras, “la cobertura parcial de las nubes ha impedido que se presente el fenómeno de radiación solar sobre la superficie” y es por esto que la atmósfera no ha podido recibir la cantidad de energía suficiente para despejar el medio ambiente.

Debido a esta situación, el Tribunal Administrativo de Antioquia le ordenó al Área Metropolitana y a la Alcaldía de Medellín tomar medidas eficientes para evitar que las estaciones de medición sigan en rojo y evitar afectarle la calidad de vida a los ciudadanos; sin embargo, las medidas como el pico y placa ambiental y las restricciones que se han decretado no han sido suficientes.

En los últimos días se han presentado controles a las industrias de la ciudad (fuentes fijas) y a los vehículos, dando como resultado 49 medidas preventivas a empresas, 5.218 vehículos en la vía, 1.922 vehículos de transporte público, 2.350 vehículos de empresas de transporte y 428 vehículos de transporte de carga: pero toda estas medidas han causado polémica en la ciudad porque no están de acuerdo que se tengan que tomar medidas tan extremas en tan poco tiempo, como el pico y placa que va desde las 5:00 a.m. hasta las 10:00 a.m. y desde las 4:00 p.m. hasta las 8:00 p.m.

A pesar de los detractores de esta medida, el balance ha sido positivo en según las autoridades porque en los últimos días se ha mostrado una leve reducción en la contaminación del aire: de las 19 estaciones 16 estuvieron en amarillo y 3 estaciones en verde, demostrando una gran diferencia con respecto al domingo 17 de marzo, donde las 16 estaciones estuvieron en rojo y solo 3 en naranja.

¿Qué sigue ahora?

Según se conoció, hay una nueva propuesta a desarrollar que pretende crear un “impuesto por contaminación”; esta propuesta ha sido estudiado por la Mesa Nacional de Calidad del Aire, perteneciente al Área Metropolitana del Valle de Aburrá y se pretende cobrar una tasa retributiva y así recaudar dinero para subsidiar las diferentes problemáticas del municipio.

Hasta la Mesa Nacional han llegado múltiples propuestas para combatir el tema que tiene en alerta al país, sin embargo, deben analizarse las observaciones técnicas, desarrollar la propuesta y presentarla ante el Ministerio de Medio Ambiente para que esa esta la autoridad que la apruebe, reglamente e implemente.

Según María del Pilar Restrepo, subdirectora ambiental del Área Metropolitana del Valle de Aburrá, más que un impuesto “es una responsabilidad de todos” y que así como hay otros impuestos como el de vertimiento “las personas deberían pagar un valor por la contaminación atmosférica” que es responsabilidad de todos.

Aunque no se ha definido muy bien quiénes deberían pagar este nuevo impuesto, las personas que tengan vehículos a su nombre podrán acatar la tasa retributiva o hacer parte de un programa que pretende renovar todo el parque automotor del país.

Como era de esperarse, esta propuesta alerto a los ciudadanos y generó polémica en redes sociales porque las personas no están de acuerdo con un nuevo impuesto, algunos resaltan que es responsabilidad del gobierno garantizar la calidad de vida de las personas mientras hay otros que son conscientes que este no es un problema único de los políticos sino de todos los colombianos y si no nos “volvemos responsables de nuestro media ambiente” tocará acatar esta serie de “castigos” que lo único que permiten es buscar una solución a un problema que nos afecta a todos.

¿Por qué es tan alarmante la contaminación en el Valle de Aburra?

Según un estudio del Departamento Nacional de Planeación publicado en el 2018, sí existe una relación entre la contaminación del aire y las enfermedades respiratorias en personas mayores de 40 años y en niños menores de cinco, pues según se explicó, las “partículas contaminadas no son filtradas en la nariz y pasan directamente al sistema respiratorio y al sistema sanguíneo”, estas partículas son las encargadas de convertirse en “enfermedades intestinales, respiratorias, cardiovasculares y distintos tipos de cáncer”.

En el Valle de Aburre, en los últimos años se han presentado más de 2.000 muertes relacionadas con enfermedades respiratorias y además, ha representado un costo de $2,8 billones de pesos para el sistema de salud.

Le puede interesar: