Tiene un tumor de 2 kilos en el vientre y la EPS solo le ha dado acetaminofén

Tiene un tumor de 2 kilos en el vientre y la EPS solo le ha dado acetaminofén
Imagen tomada de Noticias RPTV

Doña Gloria de 51 años parece embarazada, pues por su aspecto muchos dicen que en su vientre hay un bebé, pero se sorprenden al darse cuenta que es un tumor que le acompaña desde hace algunos años.

De acuerdo con Noticias RPTV, hace dos años los doctores le detectaron un tumor maligno en su vientre que pasa más de 2 kilos. Su familia relató la tragedia que están viviendo por culpa de la negligencia de la EPS Coomeva.

“Ella tenía un dolor en el vientre y fuimos al hospital, donde nos dijeron que tenía una masa, pero que no era maligna y tenían que operarla”, relató su hija Marcela Ramírez.

El doctor le dijo que había que realizarse la cirugía para extraer la masa y que de pronto no fuera a volverse maligna, por ende se realizaron todos los exámenes. Sin embargo, la EPS no quiso autorizarla.

Según Coomeva, no hay recursos para hacerla ni tampoco algún tipo de tratamiento que le puedan hacer.

Doña Gloria / Imagen tomada de Noticias RPTV

También le puede interesar: 27 médicos salvan la vida de joven de 22 años al extraerle tumor de 7 kilos de los ovarios

El medio habló con una especialista en Medicina Holística, Sonia González quien explicó el caso de doña Gloria.

El tumor invadió el 80% de su sistema digestivo

El tumor ya no solo está alojado en el estómago, sino en los riñones, flora intestinal, páncreas e incluso los pulmones. De acuerdo con la especialista, un 80% de su sistema digestivo está invadido por el tumor.

Acetaminofén y morfina, son los únicos medicamentos que dicha EPS le suministró a la paciente para calmar el dolor. Por ende, la familia de la mujer decidió pasarse a Sanitas, otra EPS en la que esperan recibir una mejor atención, sin embargo, deben esperar hasta junio para recibir alguna respuesta.

Por un video que se subió hace algunos meses a las redes sociales donde se denuncia a Coomeva por la negligencia frente al caso, varias personas llamaron a casa de doña Gloria mostrando solidaridad.

También le puede interesar: Acetaminofén y otras medicinas que el POS no daría gratis en 2019

Su familia insiste en que no piden nada regalado, pues durante muchos años ella pagó de forma puntual la cuota del seguro. Por ende, exigen que sea atendida. Vale la pena resaltar que la familia de la paciente es de escasos recursos y no tienen como costear esta operación.

El vientre de doña Gloria cada vez crece más, además ya destila un líquido que debe controlar con un pañal. Sus hijas son las que la atienden en casa y la ayudan a movilizarse.

“No esperen a que las enfermedades estén muy avanzadas, para hacer un llamado público. Háganlo antes de que sea tarde”, concluyó su hija, quien envió un mensaje a todos los colombianos.

A pesar de su enfermedad terminal, esta familia no pierde la fe en Dios y esperan ser escuchados para obtener respuesta o ayuda de alguien. Dicho medio trató de comunicarse con la EPS, pero no quisieron dar declaraciones.

Esta es su historia:

“Esto es un crimen”

La periodista Vicky Dávila se conmovió con la historia y decidió publicarla en su cuenta de Twitter haciendo un llamado a quienes puedan colaborar con esta causa. Afirmó que es un crimen lo que le está sucediendo a esta mujer y enfatizó que el Ministerio de Salud debe tomar cartas en el asunto.

Varias personas en redes sociales expusieron que este no es el único caso y que muchas más personas han sido víctimas de las malas prácticas del sistema de salud, además de que el gobierno parece hacerse el de la vista gorda ante la problemática social.

Desde hace años la entidad prestadora de salud se ha visto en jaque por las múltiples demandas por negligencia, incluso el año pasado la Superintendencia Nacional de Salud le impuso una multa de 734 millones de pesos a Coomeva por no atender a más de mil afiliados.

En especial por aquellos pacientes cuyas vidas están en peligro y no han podido ser atendidos. A pesar de las tutelas, se demoran años en responderlas y al hacerlo prometen cosas que no cumplen.