Un grupo de estudiantes está cansado de recibir clases en discotecas y billares

Un grupo de estudiantes está cansado de recibir clases en discotecas y billares
Fotos: La Nación / El Tiempo.

En el corregimiento de Santa Rita, en el municipio de Aipe en el Huila, los estudiantes ya están cansados de tener que recibir clases en cualquier lado menos en el colegio.

En vista de las promesas incumplidas, los habitantes se rebelaron y decidieron alzar la voz para que la Administración Municipal termine el proyecto del megacolegio.

Los padres de familia ya decidieron no mandar más a sus hijos a estudiar hasta que se solucione el tema.

Foto: Caracol Radio.

Francia Helena Polanía desde que estaba en tercero de primaria no sabe que es estudiar en un salón de clases y ya está en el último grado de secundaria.

Hace ocho años, recuerda ella, demolieron su colegio para darle paso a un nuevo proyecto que prometía un mejor lugar.

Desde ese momento han tenido que deambular de casa en casa para dar las clases a los 400 alumnos. Incluso han tenido que llegar a discotecas, galleras y billares en donde no han faltado los muertos por riñas.

Los contratistas encargados de la obra retrasaron su proyecto con la excusa de la incapacidad de llevar la maquinaria hasta la zona por el mal estado de las vías.

Foto: La Nación.

Es por eso que los padres de familia y estudiantes decidieron salir a protestar.

En la tarde de ayer martes, cerca de 200 personas llegaron al municipio de Aipe para reclamar por sus derechos al alcalde, quien tuvo que salir a escuchar sus peticiones.

Una nueva fecha

Según La Nación, la iniciativa tendría un costo de aproximadamente $3.500 millones y solo invirtieron la mitad.

Norma Constanza Quintero, una madre de familia, afirmó que en vista de que desde hace 8 años no se ha dado comienzo, el presidente de la Asamblea y el gobernador decidieron firmar un acta en donde se pactaría una nueva fecha de inicio.

La fecha quedó para el 21 de noviembre de 2018, sin embargo, desde ese día los testigos afirman que no se ha movido ni un bulto.