Un pueblito colombiano podría desaparecer a causa de la creciente de un río en temporada de lluvias

Un pueblito colombiano podría desaparecer a causa de la creciente de un río en temporada de lluvias
Foto: El Tiempo y Caracol Radio

Fuertes lluvias se han presentado en los últimos días en varios municipios del departamento del Meta, los cuales se encuentran en alerta por la creciente de seis ríos.

Puerto Limón es quizá uno de los más afectados, pues el río Ariari podría tragarse al municipio y con él a sus más de mil habitantes.

Desde el año pasado, esta zona del departamento sufre las grandes crecientes que trae la temporada de lluvias y hasta ahora se han visto afectados por la inundación de un cultivo de plátanos. Lo más preocupante es que en los Llanos la temporada de lluvias apenas comienza y según el Ideam irían hasta el mes de septiembre.

Por su parte, la Unidad de Gestión del Riesgo informó que están buscando los recursos para poder llevar a cabo los planes de contingencia que se tienen estipulados para estos casos, pero con el río tan crecido, es muy difícil implementarlos y trabajar en esa zona.

Planes de contingencia no se pueden implementar

De acuerdo con El Tiempo, uno de los planes son construir espolones que alejen el río de la civilización, sumado a un canal de desvío, que aunque ya se construyó hace un año, aún no ha dado los resultados esperados a causa del comportamiento inesperado de las aguas.

El otro plan sería hacer un muro de contención con bolsas, sin embargo, este tampoco se podría llevar a cabo porque la profundidad del agua es muy alta y se necesitarían muchas bolsas, que además, son costosas.

No solo el río Ariari pone en riesgo a la población, también los ríos Guayuriba, Lengupá, Guamal, Guacavía, Humedea, entre otros, están afectando a más de 13 mil familias en 20 municipios.

Por el momento se han registrado más de 5 mil viviendas en mal estado a causa de las lluvias y 28 que han quedado destruidas. Se han reportado también más de 22 mil hectáreas ganaderas y avícolas que han sido afectadas, lo que significa más de 2 mil productores que se han quedado sin sustento.