A pesar de los golpes, ella defendía a su esposo delante de familiares hasta que él utilizó un mazo

A pesar de los golpes, ella defendía a su esposo delante de familiares hasta que él utilizó un mazo
Foto: tomada de Noticias Caracol

Familiares y amigos de Cristina Charris Polo hicieron del pueblo de Pivijay, en el Magdalena, el escenario de una asonada de grandes proporciones que dejó destrozos en los alrededores de la estación de policía.

Una turba enfurecida, al enterarse de que José Vicente Pertuz ocupaba una de sus celdas, se ensañó con palos y piedras. La multitud quería sacar al hombre del lugar para ajusticiarlo en medio del pueblo.

Al parecer José Vicente Pertuz llevó a cabo un macabro plan que consistía en quitarle la vida a su esposa, una mujer de 23 años y madre de tres hijos.

La mujer continuamente era objeto de violencia intrafamiliar, maltrato del cual era testigo su propia familia que temía lo peor.

Hasta que sus preocupaciones se hicieron realidad en las últimas horas tras el hallazgo sin vida de la mujer.

Cristina Charris Polo fue citada por su esposo en casa de su abuela. Una vez allí, y según familiares, el hombre le habría golpeado la cabeza con un mazo para luego arrojar su cuerpo en las afueras del pueblo.

Le tenían una trampa

Sixta Martínez, tía de la víctima y quien asistió a las honras fúnebres de su sobrina en un barrio popular de Pivijay, manifestó a Noticias Caracol que el hombre la citó en la casa de la abuela de ella y “allá el tipo le tenía la trampa”.

Winston Vizcaíno, tío de la mujer, añadió que “en su inocencia ella decía que él no le hacía nada y ahora pasó lo que pasó”.

Esta situación conllevó a que la policía diera captura de José Vicente Pertuz y lo encerrara en la estación de Policía.

Hasta allí llegó el fin de semana pasado la turba enfurecida que no logró su objetivo. Las autoridades tuvo que utilizar gas lacrimógeno para dispersar a la multitud.

Ahora el hombre tendrá que afrontar un juicio por feminicidio.

El alcalde de esta población de poco más de 35 mil habitantes no quiso hablar a los medios de comunicación.

Video: