Coronel Jorge Pérez quiso tapar homicidio de excombatiente de las Farc por parte de un cabo

El fiscal general (e) Fabio Espitia dio a conocer en las últimas horas que un alto oficial militar fue incluido en la investigación que se adelanta por el homicidio del excomandante de las Farc, Dimar Torres, en el Catatumbo.

Hasta donde va la investigación, el asesinato de este desmovilizado, que se dedicada a cultivar yuca y plátano, fue ejecutado por el cabo Daniel Eduardo Gómez Robledo.

En rueda de presa, Fabio Espitia afirmó que el coronel del Ejército Jorge Armando Pérez Amézquita  habría intercedido para que no se conociera sobre quién había sido la persona que cometió el delito el pasado 22 de abril.

En su momento, a través de las redes sociales, comenzó a circular un video tomado, al parecer, por un campesino en el momento en el que varios soldados cavaban un hueco para enterrar Dimar Torres.

En él, los militares lo niegan todo mientras miembros de la comunidad hacen reclamos. Es allí cuando encuentran el cuerpo sin vida del exguerrillero y lo toman en custodia hasta el día siguiente después del mediodía, cuando llega personal experto del CTI a hacer la inspección del cadáver, según informó la Revista Semana.

Después se da a conocer que, en efecto, el exguerrillero había sido asesinado, a lo que el ministro de Defensa, Guillermo Botero, salió a decir que todo se había dado de forma accidental, cuando el desmovilizado intentó quitarle el fusil al cabo y este se disparó.

Un par de días después la Fiscalía determinó que esta versión era falsa.

Este viernes el fiscal encargado anunció que el oficial Jorge Armando Pérez Amézquita fue vinculado en la investigación por posible encubrimiento del homicidio extrajudicial de Dimar, cuya mujer hoy está en embarazo.

Para ello, el ente acusado tiene pruebas, grabaciones y otro material probatorio.

Versiones encontradas

Durante la investigación, el cabo Gómez Robledo dio versiones encontradas sobre cómo ocurrieron los hechos. Primero dijo que el arma se le disparó cuando intentaron arrebatarle el fusil. Luego dijo que antes del suceso tuvo una discusión con Dimar.

En un reportaje realizado por el diario El Tiempo, se habla que la comunidad reconocía a Dimar como un ejemplo a seguir. Se sabe que incluso él aconsejaba combatientes a dejar las armas.

La hermana de Dimar,  Yaneth Torres, manifestó que él nunca manifestó estar amenazado ni se le conocían peleas. “El solo pensaba en el bienestar de sus padre y de su mujer”, dijo.

Últimas noticias