El drama del exmilitar que mató a un ladrón cuando intentaban atracarlo

El drama del exmilitar que mató a un ladrón cuando intentaban atracarlo
Fotos: Violetastereo.com / Alerta Tolima.

Disparar para defenderse de un ladrón se convirtió en toda una pesadilla para un mayor retirado del Ejército.

Resulta que al accionar su arma de fuego acabó con la vida de un delincuente y, además de enfrentar un largo proceso judicial, ahora está amenazado por la banda a la que pertenecía el sujeto abatido.

De acuerdo con Eltiempo.com, el pasado 29 de agosto el suboficial, de quien se omite el nombre por seguridad, se dirigía en un taxi hacia su vivienda en Bogotá.

Eran las 5:00 de la tarde y el vehículo fue interceptado por delincuentes que quebraron uno de los vidrios para robarlo.

En ese momento el mayor (r) sacó su arma de fuego e hizo 2 disparos. Uno de los delincuentes murió en el hecho.

Foto: Alerta Tolima.

Los demás huyeron, pero luego regresaron al sitio. El difunto tenían antecedentes por hurto agravado.

Tras el hecho el exmilitar se entregó a la Policía y dejó a disposición de las autoridades su arma.

Sin embargo, fue identificado por los otros delincuentes, quienes le anunciaron que cobrarían venganza.

El drama del exmilitar

William Naranjo, abogado del mayor (r), le dijo al citado medio de comunicación que su cliente tuvo que abandonar el barrio y la ciudad.

Además indicó que las amenazas de los delincuentes ya se han ido cumpliendo, pues hasta la casa del mayor (r) llegó un sujeto que se acercó a una ventana y disparó a la parte interna de la vivienda.

Ese hecho ocurrió hace un mes.

Foto: Violetastereo.com

A esta situación se suma el proceso por homicidio que se le sigue en el Juzgado 15 de Conocimiento de Bogotá.

Tiene pendiente una audiencia en la que buscan el cierre del caso alegando legítima defensa.

La diligencia judicial estaba programada para octubre y fue pospuesta para el próximo año. A pesar de esto hay optimismo.

“El fiscal argumentó bien la legítima defensa y solo falta la aprobación del juez”, explicó el abogado Naranjo.

Además, en el momento en el que el exmilitar usó su arma de fuego tenía salvoconducto y permiso para porte.

Por ahora él pide que se la devuelvan porque se siente desprotegido y el arma permanece en custodia de la Fiscalía.