Él es Brenton Harrison, el terrorista que acabó con la vida de 49 personas en Nueva Zelanda

Ayer en la mañana, los ojos del mundo quedaron aterrorizados al ver las imágenes difundidas por Brenton Harrinson en su cuenta de facebook. En el video, el australiano de 28 años ingresó a dos mezquitas ubicadas en Christchurch, Nueva Zelanda, y abrió fuego contra todas las personas que se encontraban en el lugar.

49 personas perdieron la vida y otras 50 resultaron heridas en este acto de terrorismo. Muchas personas se preguntan ¿por qué? y la respuesta es sencilla: Harrinson se dejó llevar por una ideología de extrema derecha.

¿Quién es Brenton Harrinson?

Este joven nació en Grafton, Australia; se dedicaba a trabajar como entrenador personal de un gimnasio desde hacía dos años, pero nadie lo identificaba como una persona “violenta” o peligrosa aunque las investigaciones encontraron que le apasionaban los temas de ultraderecha y que incluso, tuvo contacto con Anders Breivik, un hombre noruego que acabó con la vida de 77 personas en su país hace 8 años en un intento por demostrar su rechazo hacia otras religiones.

Después del fallecimiento de su padre, en 2010, este hombre se dedicó a viajar por el mundo y en estos viajes entendió su “odio por la presencia de comunidades inmigrantes en europa” y cuando llegó a Nueva Zelanda, en 2017, de dedicó a planear esta masacre y a entrenarse en un club de tiro.

Conseguir el permiso de armas fue “pan comido” y desde que lo consiguió empezó a investigar y a comprar el armamento que utilizó para cometer el crimen; aunque no tenía pensado realizar este atentado en Nueva Zelanda, se dio cuenta que al ser un lugar tan tranquilo “generaría más impacto y sorpresa al nivel mundial”.

Según el documento que escribió de 74 páginas en el que explicaba su comportamiento, Harrinson se considera un “hombre blanco normal, de una familia de clase trabajadora”  y decidió cometer esta masacre “para garantizar el futuro de su gente y su familia”.

A medida que fue creciendo, Harrinson fue sintiendo afinidad por la extrema derecha y se describía a sí mismo como “antimusulmano” “racista y facista”, incluso, antes de ingresar la mezquita Al Noor de la avenida Deans de Christchurch, se dedicaba a escuchar una canción que hace apología a Radovan Karadzic, un hombre condenado por genocidio contra los musulmanes de Bosnia.

También se conoció que en las armas semiautomáticas que utilizó estaban inscritos algunos nombres de hombres extremistas que han demostrado su apoyo a la idelogoía Nazi como Josué Estébanez y Carlos Martel.

Hasta el momento se conoció que Harrinson tenía planeado seguir con su “Juego macabro” pero fue interceptado por la policía, una vez capturado, ha sido imputado con un cargo de asesinato por la matanza pero las autoridades coinciden en que le imputarán otros cargos; un juez decretó prisión provisional hasta que comparezca de nuevo ante el tribunal el próximo 5 de abril y las autoridades se comprometieron a cambiar las leyes sobre tenencia de armas en el país.

Últimas noticias