Mamá de Valderrama prometía buscar a Ilse Ojeda, pero en realidad ayudaba a su hijo

Durante la búsqueda de Ilse Amory Ojeda, la chilena que desapareció a finales de marzo en Santander, mucho se dijo y se especuló. Sin embargo, uno de los testimonios que más parecía dar confianza eran los de Jinette Amezquita, madre de Juan Valderrama, quien desde un principio se mostró como una mujer muy sensata y dispuesta a colaborar en el caso.

Las declaraciones de Amezquita sorprendieron en un principio no solo a la prensa sino también a la familia de Amory, pues la mujer afirmó que le había advertido en más de una ocasión a Ilse el peligro que corría con su hijo y le había asegurado que “él vivía otra realidad”.

Mamá de Valderrama prometía buscar a Ilse Ojeda, pero en realidad ayudaba a su hijo
Foto: qhubocali.com

No obstante, Alejandra Ojeda, hermana de la extranjera fallecida, reveló en diálogos con La W radio que le sorprendió mucho la actitud de Amezquita cuando se encontraron en medio de las diligencias judiciales, pues según ella, la mujer “ni la saludó ni le dio la cara”.

“Quedé en shock cuando me di cuenta de que la señora había viajado hasta Bucaramanga para firmarle unos papeles a Juan Valderrama y servirle de aval para poder arrendar un apartamento lujoso, cuando a nosotros nos decía que lo que haría sería llegar a donde su hijo para preguntarle qué había sucedido con Ilse y averiguar su paradero para decirnos de inmediato a nosotros”.

Foto: The Times Chile

Ojeda afirmó que la mujer estaría manejando dos versiones; una para los medios y la familia de Ilse y otra que correspondería a la realidad.

“Ella nos hizo creer que se estaba desviviendo para ayudarnos a encontrar a mi hermana e incluso nos dijo que iba a desplazarse hasta donde su hijo para tratar de averiguar donde estaba Ilse, pero luego en la audiencia nos damos cuenta que ella figuraba como su codeudora en el apartamento”.

Mamá de Valderrama prometía buscar a Ilse Ojeda, pero en realidad ayudaba a su hijo
Foto: azure.com

El inmueble del que habla Ojeda es un apartamento que Juan Valderrama habría arrendado en un lujoso sector de Bucaramanga y cuyo arriendo era de 1.600.000 y que era pagado con el dinero que la chilena le enviaba cada mes.

Respecto a sus encuentros con Valderrama en las audiencias dijo:

“No valía la pena ni mirarlo. Cuando las personas son tan malvadas ni siquiera vale la pena darles la mirada. No quisiera haber que tenido que respirar el oxígeno que el respiraba, pero lamentablemente el destino me puso en ese momento con él”.

Vale la pena aclarar que estas son de las últimas declaraciones que se conocen del caso, pues en días recientes varios medios chilenos aseguraron que Juan Valderrama ejercía la prostitución en Chile.