Miguel Ángel murió por asfixia: su mamá y su padrastro ahora se pudrirán en la cárcel

Miguel Ángel murió por asfixia: su mamá y su padrastro ahora se pudrirán en la cárcel
Imágenes tomadas de Facebook / Aldia.co

A penas que superan los 30 años de prisión fueron condenados un hombre y una mujer por la muerte de un pequeño de apenas 2 años de edad.

Se trata de Daniela Giraldo Sierra y de Mateo Sepúlveda Jaramillo, ambos de 22 años y quienes eran la madre y el padrastro de la víctima.

Este es el momento en el que capturan a Daniela Giraldo Sierra, de 22 años, y Mateo Sepúlveda Jaramillo, de 21, madre y padrastro del niño de 2 años que murió el pasado viernes tras ser golpeado en su casa del barrio Cristo Rey.

Posted by Qhubo Medellin on Sunday, September 17, 2017

El niño se llamaba Miguel Ángel Rivera y su muerte ocurrió el 15 de septiembre de 2017. Ese día su mamá lo llevó a la Clínica Las Américas a donde llegó sin signos vitales.

En su versión de lo sucedio Daniela, la madre, le dijo a los médicos que su hijo había sufrido una caída, que luego le había dado vómito y que se había broncoaspirado.

Sin embargo, Medicina Legal develó que todo lo dicho por la mujer ese día solo eran mentiras para tratar de ocultar el maltrato al que era sometido el pequeño Miguel Ángel.

El pequeño Miguel Ángel Rivera. Imagen tomada de Aldia.co

De acuerdo con el diario El Tiempo, el niño tuvo una muerte violenta. El reporte indica que su deceso fue causado por asfixia por sofocación manual, es decir, se trató de un homicidio.

El cuerpecito además evidenciaba un severo cuadro de maltrato, pues presentaba golpes en diferentes partes del cuerpo y en la cabeza tenía una herida abierta.

Sara Giraldo, hermana de Daniela y tía de Miguel Ángel, confirmó que el niño era maltratado por la mamá y el padrastro.

Posted by Cárcel para Rafaél Uribe Noguera on Thursday, September 21, 2017

Ella aseguró que su familia estaba alejada de Daniela y del niño porque Mateo, el padrastro, los tenía amenazados.

Incluso le habría prohibido al papá del pequeño que se apareciera por su casa porque lo asesinaría.

También te puede interesar:

Mujer le quitó la vida a su familia y una de las pruebas es un celular con 45 llamadas a una amante

Capturado por crimen de Hans Tafur ya había intentado abusar de una prima del menor

“Así no mamá, así no”: niño de 5 años antes de perder la vida a manos de su mamá en Pasto

Consumían drogas

Danielta, Mateo y Miguel Ángel vivían en un apartamento ubicado en el barrio Cristo Rey, al suroccidente de Medellín.

Sus vecinos aseguraron que la pareja era adicta al consumo de estupefacientes y que incluso Mateo era expendedor de “vicio”.

Y así lo evidencian algunas fotos que publicaron en redes sociales, en las que se les ve consumiendo marihuana. Al parecer, a Miguel Ángel lo dopaban para ellos poder ir a consumir.

Daniela y su pareja Mateo fueron arrestados unas horas después de la muerte del niño y desde entonces están presos.

Daniela y Mateo custodiados por la Policía. Imagen tomada de pitalitonoticias.com

Antes de ser capturados el Esmad tuvo que intervenir y salvarles la vida, pues sus vecinos se llenaron de ira al conocer las circunstancias en las que el pequeño perdió la vida y quisieron lincharlos.

Durante todo este tiempo ellos han negado ser los responsables de la muerte del menor.

De acuerdo con la Fiscalía, para tratar de evitar algunos señalamientos el mismo Mateo habría aprovechado su condición de expendedor de drogas para emitir amenazas en contra de 7 testigos para que no se presentaran a declarar, pero no los logró intimidar.

Pero las amenazas no solo eran para los testigos o vecinos. El Tiempo reveló que Mateo también amenazaba a su pareja Daniela con matarla junto a su hijo si es que lo llegaba a denunciar por maltrato.

Posted by Cárcel para Rafaél Uribe Noguera on Thursday, September 21, 2017

Las condenas

Después de analizar los testimonios recibidos y las pruebas técnicas recolectadas durante la investigación, el juzgado se declaró listo para emitir la sentencia.

El fallo fue leído esta semana en una sala del piso 18 del Palacio de Justicia de Medellín, pero ni Daniela ni Mateo se presentaron a la audiencia en la que el juez la condenó a ella a 35 años de prisión por ser cómplice en el crimen de su hijo Miguel Ángel.

Por su parte, Mateo fue sentenciado a 37 años y 6 meses de cárcel como autor material de homicidio agravado.

Esta sentencia fue apelada por la defensa de los 2 condenados.

Los despojos mortales de Miguel Ángel descansan en el cementerio Campos de Paz, donde fue sepultado 5 días después de su muerte en un cortejo fúnebre al que asistió un grupo de compañeritos de la guardería a la que asistía.

Así fue el funeral de Miguel Ángel. Imagen tomada de El Tiempo (EFE).

Últimas noticias