“Mis hermanos me pidieron que rezara para que Yuliana apareciera”: Rafael Uribe Noguera

Rafael Uribe dio sus primeras declaraciones
Foto: Rafael Uribe Noguera, El Tiempo

Tras dos años de haber sido condenado, Rafael Uribe Noguera relató cómo ocurrió el crimen contra Yuliana Samboní, la menor de 7 años.

Su declaración fue por medio de una videoconferencia desde la cárcel de Valledupar, en donde fue condenado a 58 años de prisión. Uribe relató para la audiencia pública los detalles y el paso a paso de cómo cometió el crimen, el testimonio más esperado en el juicio contra Catalina y Francisco Uribe Noguera, a quienes se les acusa de ocultar las pruebas que incriminarían a su hermano.

Él aseguró en varias ocasiones que sus hermanos no sabían que la menor se encontraba adentro del apartamento en el norte de Bogotá. Por el contrario, cambió su versión de los hechos para poder ocultarse de sus familiares.

A su vez, contó que pensó en quitarse la vida después de cometer el crimen y aseguró que fue uno de los vigilantes del edificio quien lo ayudó.

Con el fin de negar toda responsabilidad de sus hermanos, Rafael Noguera habló por primera vez sobre los hechos.

El hombre relató que encontró varias llamadas en el celular, provenientes de su hermana Catalina. Cuando habló con ella, esta le dijo que lo estaban buscando y le pregunta dónde estaba. Él, nervioso, le contestó que estaba donde una amiga.

Mientras sus hermanos entraban, él escondió el cuerpo

Narró que su hermana llegó al edificio y que el portero, por petición de él, le dijo que Uribe Noguera no se encontraba en el apartamento. Este mismo vigilante se quitó la vida luego de enterarse de lo sucedido con la pequeña.

Al verse casi acorralado, esconde el cuerpo de Yuliana y su ropa en la cisterna del baño principal. Luego, trapea el piso porque estaba lleno de aceite.

De acuerdo con el relato, Rafael escondió el cuerpo debajo del jacuzzi, el mismo que está incrustado a 20 centímetros del piso y para abrir la puerta se debía levantar un peldaño, cosa que solo él sabía porque ayudó con los planos del apartamento.

Durante 40 minutos los hermanos Uribe Noguera le rogaron que los dejara pasar. Finalmente lograron hablar con él y preguntarle por la niña, quien según él, se había bajado en uno de los puentes de la 65 y después dijo que se había tirado.

Según sus declaraciones, los hermanos le pidieron que rezara para que la niña apareciera. Uribe confesó que durante ese momento en el que todos lo buscaban llegó a pensar en quitarse la vida.