Mujer desaparecida fue hallada dentro de un pozo y con el vientre lleno de piedras

El señalado asesino huye de las autoridades.

Sady Martínez Viloria, habitante del municipio de Puerto Escondido, Córdoba, desapareció desde días atrás.

Su familia la buscaba con insistencia hasta que se enteraron del macabro final.

La mujer era la compañera sentimental de un hombre identificado como Darío Salas Velandia, a quien conoció en el interior del país en un viaje que hizo en el pasado en busca de mejores oportunidades.

El hombre se convirtió hoy en el principal sospechoso de la desaparición de la mujer.

Ya en otro punto de la geografía colombiana, lejos de su natal Villa Esther, en Puerto Escondido, Córdoba, de donde era natural, Sady fue hallada muerta en las más terribles condiciones.

Habitantes de un barrio en la ciudad de Ibagué, llamaron a las autoridades luego de sentir olores más nauseabundos de lo acostumbrado, los cuales provenían de un pozo séptico.

Uniformados se acercaron al lugar y comprobaron que en el mismo estaba el cuerpo de la mujer desaparecida en días pasados.

Cuando recuperaron el cuerpo, el mismo estaba en avanzado estado de descomposición, pero eso no era lo peor.

La mujer tenía el vientre cosido y en su interior tenía gran cantidad de piedras, las cuales fueron instaladas para que el cuerpo no flotara en las podridas aguas.

Ahora el sujeto señalado de la desaparición de la mujer se convirtió además en el sindicado de su muerte, dado que al parecer huye de las autoridades, quienes lo buscan.

Por el momento el caso es materia de investigación por parte de las autoridades, quienes están tras el rastro del presunto homicida, de quien por el momento no se tienen pistas.