Pareja fue condenada a 37 años de prisión por acabar con la vida de una bebé con agua caliente

El 10 de enero de 2017, Luisa Fernanda Tapiero y Alfredo de Jesús Gallego, madre y padastro de Sharic Nicol, acabaron con la vida de la menor después de sumergirla en un balde con agua recién hervida, hecho que le causó graves quemaduras.

Como si fuera poco, al momento de atender a la pequeña, Medicina Legal estableció que la menor presentaba condiciones de abandono y desnutrición severa.

Luisa Fernanda siempre aseguró que “todo se había tratado de un accidente” y cuando llegó al Hospital San Vicente de Rovira, en Tolima, pidió ayuda diciendo que la menor “se había caído por accidente a una cubeta con agua caliente.

Sin embargo, la investigación de este caso determinó que la bebé fue “sometida” a esta tortura donde resultó con quemaduras en los pies, tobillos, muñecas y manos y además, tenía cicatrices en todas partes del cuerpo.

La pareja fue capturada 1 año y 3 meses después, fueron hallados culpables de homicidio y tortura agravada y deberán pagar 37 años de prisión por este hecho.