5 relaciones de Hollywood que creíamos que eran para siempre y se terminaron

Está comprobado que el amor es eso que sucede cuando menos se espera, pero también eso que se acaba en el momento que uno menos se imagina.

Prueba de ellos son estas cinco parejas de Hollywood que se juraron amor eterno en el altar y tiempo después su matrimonio llegó a su fin.

Kim Kardashian y Kris Humphries

La estrella de televisión contrajo matrimonio con el jugador de la NBA después de siete meses de noviazgo. Sin embargo, las cosas no resultaron tan bien como ambos esperaban, pues tan solo 72 días después Kim solicitó el divorcio alegando tener “diferencias irreconciliables”.

Foto: Publinews.

Britney Spears y Jason Alexander

Aunque muchos no lo saben, la cantante se casó con un amigo de la infancia antes de hacerlo con el padre de sus hijos.

Después de una noche loca en Las Vegas la pareja decidió casarse el 31 de diciembre de 2003, sin embargo, el matrimonio solo duró 55 horas debido a que los mánagers de la cantante pidieron que se anulara porque Britney “no era consciente de sus acciones”.

Foto: Infobae.

Angelina Jolie y Brad Pitt

Después de compartir casi una década juntos y tener 6 hijos (3 biológicos y 3 adoptados), y ser catalogados como una de las parejas más estables de Hollywood, Jolie pidió el divorcio en 2016.

Foto: Libertad Digital.

Nicholas Cage y Erika Koike

Este fue el cuarto matrimonio del actor del ‘Vengador Anónimo’ y el que menos duró, pues solo estuvo casado 4 días y después lo anularon. Al parecer a la pareja le sucedió lo mismo que a Britney ya que decidieron casarse en Las Vegas después de una noche loca.

Eddie Murphy y Tracey Edmonds

Decidió que Bora Bora sería el lugar perfecto para sellar su unión con la productora en 2006, pero solo 20 días después decidieron divorciarse.

Foto: Flickr.