El agua de las piscinas de lado a lado y otros registros del terremoto de 7.1 que se vivió en California

Foto: Infobae y Cadena Ser

Habitantes de California permanecen asustados debido a un segundo movimiento telúrico, esta vez mucho más fuerte, pues recordemos que el jueves pasado se presentó un sismo de 6,4 en el sur de la región que hizo que el gobernador Gavin Newsom, lo declarara en estado de emergencia.

Sin embargo, en menos de dos días los residentes tuvieron que volver a pasar por un momento mucho más angustiante, pues en la noche de este viernes se presentó un terremoto de magnitud 7,1.

Este nuevo temblor tuvo como epicentro nuevamente el sur de California, específicamente al noreste de Ridgecrest y estuvo localizado a 0.9 kilómetros de profundidad.

Un hombre identificado como Donald Castle, quien reside en Porterville al oeste de Ridgecrest, relató al canal CNN que su vivienda se movió durante 20 y 25 segundos seguidos.

“Fue una sacudida mucho más fuerte que la que vivimos el 4 de julio. No solo duró más sino que fue más intensa”.

A pesar de que no se han registrado muertes o accidentes graves, sí se han presentado incendios y otras lesiones en Ridgecrest. Cabe mencionar que el sismo también se sintió en otros lugares como Los Ángeles y Las Vegas.

Foto: CNN

En referencia al temblor del jueves, en un principio se reportó como el más fuerte que se haya vivido en California en los últimos 20 años, sin embargo, este terremoto ha sido registrado como once veces más fuerte que el que se presentó el 4 de julio, según el USGS.

Por ahora El Servicio Geológico de EE.UU sigue monitoreando la zona con el fin de conocer si se seguirán presentando nuevos movimientos telúricos.