En su lecho de muerte enfermera confiesa que intercambió más de 5.000 bebés

En su lecho de muerte enfermera confiesa que intercambió más de 5.000 bebés
Imagen tomada de Internet

El testimonio de una enfermera en estado terminal causó gran sorpresa entre sus compañeros y las miles de personas que se vieron afectadas por sus decisiones.

La mujer trabajaba como enfermera en el hospital University Teaching Hospital en Zambia, África y en su lecho de muerte decidió confesar que había intercambiado miles de bebés simplemente por diversión.

Alrededor de cinco mil bebés habían sido cambiados casi que al instante de que la madre diera a luz. Los intercambios fueron realizados entre 1983 y 1995 y ya tenía todo un ritual para hacerlo.

La mujer fue diagnosticada con cáncer y decidió contar todos sus pecados antes de morir y pedir perdón a Dios por lo mal que había obrado.

“Sé que he pecado contra Dios, perdóname. Les pido perdón por los actos malvados que hice en contra de niños inocentes”, fueron algunas de las palabras de la mujer.

Incluso aceptó haber sido culpable del divorcio de varias parejas luego de haberse realizado pruebas de ADN. Como excusa de su comportamiento dice que apenas se dio cuenta que de todo se trataba de un demonio que se le había metido dentro de su cuerpo y la estaba usando.

“Tengo cáncer terminal y pronto moriré, quiero confesar mis pecados a quienes dieron a luz mientras yo trabajé en el hospital. Durante los 12 años que trabajé allí intercambié más de 5000 bebés y ya no quiero ocultarlo”, dice en los apartes de su declaración.

Solo busca llamar la atención

En medio de su arrepentimiento recuerda como hizo que madres amamantaran a bebés que ni siquiera eran los de ellas. Ahora su mayor preocupación es no ir al infierno.

“Si tus hermanos son claros y tú no, lo lamento mucho fuiste intercambiado”, dijo.

Sin embargo, de acuerdo con medios locales las declaraciones de la mujer generaron algunas sospechas. Pues según los registros durante el tiempo mencionado el hospital no estaba operando.

Además, la mujer llamada Elizabeth Mwewa, al parecer, nunca trabajó en ese hospital.

Algunos dudan de su veracidad y creen que su confesión solo es producto de los síntomas de la enfermedad. No obstante, el Consejo General de Enfermería abrió una investigación del caso para corroborar la información y de ser cierto, tomar medidas.

Por el momento, hicieron un llamado a mantener la calma mientras se investigan las declaraciones de la mujer.  Varios portales afirmaron que las declaraciones de la mujer solo las hizo para llamar la atención en sus últimos días de vida.

Caso similar

En marzo de este año sucedió un caso similar, aunque no de tal magnitud.

Los hechos sucedieron en Perú donde por error de una enfermera dos madres amamantaron a los bebés equivocados. Sin embargo, una de las madres se percató de que esa no era su hija en el mismo hospital cuando luego de dar a luz le trajeron un bebé con otra identificación.

La mujer decidió hacer una prueba de ADN para averiguar si en realidad se trataba de la suya.

Tras las investigaciones se dieron cuenta de que las niñas fueron intercambiadas al nacer, pero gracias a la temprana reacción de una de las madres el caso se pudo resolver temprano. Luego de esto se descubrió que el hospital llevaba un mal manejo de las historias clínicas y tuvo que pagar una multa.

Sin embargo, las autoridades advirtieron tener cuidado tanto dentro de los hospitales como por parte de la madre quienes reconozcan de inmediato una característica del bebé que pueda diferenciarlo de los demás.

Estos casos son más comunes de lo que se cree y muchas madres se dan cuenta al tiempo cuando sus hijos están grandes. Ya se han reportado casos de hijos que ya no quieren volver a sus verdaderos hogares.

También le puede interesar:

“Me la entregaron envuelta como una pelota”: así terminó una mascota que dejaron en una guardería

A dos meses del escándalo con las Kardashian, Jordyn Woods narró el infierno que vivió tras infidelidad

Mujer que abandonó cachorros en la basura fue arrestada y le encontraron en su casa 30 perros más