Este es el pueblo en donde la muerte es el inicio de una nueva vida

La ritualización de la muerte es otra cosa para los habitantes de esta zona.

Un pueblo en el que lo muertos acompañan a los vivos literalmente en cuerpo y alma.

Así es Toraja, un pueblo ubicado en Indonesia, en el que la cultura no les permite dejar atrás a sus seres fallecidos.

Para ellos la muerte es un concepto totalmente diferente al que conocemos en nuestra cultura, morir solo es un paso de un largo proceso.

El funeral es el ritual más importante en la vida de alguien, por eso debe celebrarse por todo lo alto. Para ello, celebran con una matanza de búfalos, lo que puede llegar a costar mucho dinero.

Los cuerpos son guardados durante años en las casas y en las calles para adornar el lugar. Incluso les proveen comida, agua y cigarrillos como si todavía estuvieran vivos.

Según National Geographic, para poder evitar que los cuerpos se descompongan o comiencen a recoger fuertes olores, los llenan de formalina para mantener los cadáveres en buen estado.

Aunque por más químicos que tengan el olor a veces sí se percibe, por ende, los ubican cerca de plantas que ayuden a disimular el hedor.

También existe un ritual que ellos llaman ‘Ma’nene’ que se traduce en cuidar a los antepasados. Ese día consiste en llevar a sus seres muertos de paseo a sus lugares favoritos o a sus casas.

Incluso algunos que ya están enterrados, los sacan de sus tumbas, los bañan y los visten con ropa nueva.

Según algunas investigaciones, los habitantes practican su religión tradicional llamada Aluk To Dolo, aunque la mayoría en realidad son cristianos.

Quienes investigan estas prácticas aseguran que los funerales son más costosos que las bodas, pues los búfalos con los que despiden a los muertos son caros y uno solo puede llegar a costar $233.580.

Algunos afirman que allí no se muere o eso dicen los turistas que quedan sorprendidos al ver a su paso la cara de la muerte.

Sin embargo, algo sí ha quedado claro y es que la naturalidad con la que enfrentan la muerte es incomprendida en las sociedades actuales.