Joven de 23 años pide ayuda para no perder sus brazos tras inyectarse aceite

Joven de 23 años pide ayuda para no perder sus brazos tras inyectarse aceite
Foto: Instagram

Un joven conocido como Popeye, contó su experiencia a los medios de comunicación, pues en busca de verse “más lindo” tomó malas decisiones que ahora le están pasando factura.

Su nombre es Kirill Tereshin, es ruso y es un reconocido fisicoculturista en el mundo, muchos lo reconocen por sus extravagantes brazos. Sin embargo, no todo fue gracias al ejercicio, pues el joven se sometió a un procedimiento para aumentar el tamaño de sus brazos.

Hace dos años, Tereshin decidió inyectarse aceite en sus brazos, lo cual le trajo consecuencias que él jamás se hubiera imaginado. Con tan solo 23 años, el joven lucía orgulloso el tamaño de sus brazos, que a muchos les parecía incluso impactante.

Desde pequeño tuvo un gusto por el ejercicio y el cual aumentó a través de los años hasta el punto de querer romper un récord. Para ayudarse a cumplir los objetivos decidió ayudarse de estas inyecciones para que los cambios fueran mucho más rápidos y notorios.

El producto es conocido como Synthol, que es muy común en los fisicoculturistas cuando desean moldear los músculos, el problema radica cuando se quiere abusar de la sustancia. Al principio el tratamiento fue muy difícil, pues las inyecciones le dolían mucho y hasta le daba una fiebre de 40 grados.

Está a punto de perder los brazos

Esta sustancia está compuesta en un 85 por ciento de aceite, lo que puede causar problemas pulmonares, cardíacos y hasta daños en los nervios.

Con el paso del tiempo, el joven fue notando que los brazos comenzaron a ponerse rojos y el dolor era insoportable. El diagnóstico que le daban los médicos tampoco era alentador, pues muchos coincidieron en que lo mejor era amputarlos.

Él decidió buscar otras opiniones con médicos de otros países como Alemania e Israel, quienes afirmaron que sí podían operarlo. La cirugía cuesta alrededor de 150 millones de pesos, dinero que él no tiene, pero que se está encargando de recolectar por medio de sus redes sociales.

Aunque en un principio recibió bastante ayuda, sus seguidores decidieron no hacerlo más luego de que publicara un video en el cual agradece a su doctora por ayudarlo con el procedimiento de aumento de pómulos.

Foto: El Tiempo