La carta con la que un niño con autismo pidió no ir a clase porque el profesor le decía que “él no existía”

La carta con la que un niño con autismo pidió no ir a clase porque el profesor le decía que "él no existía"
Imágenes tomadas de Internet / Facebook.

Esta historia ha conmovido a miles de personas en todo el mundo, una vez leen la carta que un niño de 11 años con autismo escribió para que la rectora de su colegio la leyera, cansado del maltrato psicológico que estaba recibiendo nada más y nada menos que de su propio profesor de religión.

La carta fue publicada por su tía en Facebook y ha sido replicada más de 42 mil veces. Su nombre es Santiago, y con letra pegada y temblorosa escribió en una hoja de su cuaderno un mensaje conmovedor: “El profesor me molesta, me dice que no existo, se burla de mi”.

Marjorie Salinas Palavicino, tía de Santiago, manifestó que la carta le partió el corazón, y añadió que Santiago, por padecer de un tipo especial de autismo, no comprende cuando se realiza una broma, por lo que requiere un trat oespecial.

Añadió que su sobrino no tiene retraso, como lo estarían sugiriendo en el colegio, ya que a su hermana le han dicho que lo mejor es que a Santiago lo internen en un colegio especial.

Esta es su declaración:

Imagen tomada de Facebook.

En la carta Santiago también afirma que en varias ocasiones y luego de escuchar las risas de sus compañeros de salón, se ha visto obligado a esconderse debajo de su pupitre. Además, también ha llorado fuera del salón cuando se siente muy triste.

Esta es la carta.

El trastorno de Santiago

El ‘trastorno del espectro autista’ es una enfermedad neurológica que se da en la infancia y se extiende por el resto de la vida. Se refleja en el comportamiento de la persona, en su interaccción con los demás, en su forma de comunicación y de aprendizaje.

Estas personas pueden tener inconvenientes para comunicarse y es muy probable que no vean a los demás a los ojos. También suelen presentar comportamientos reiterativos y sus intereses son muy limitados.

Pasar mucho tiempo poniendo orden a las cosas es una de sus principales características.

Este triste caso ocurrió en Chile y ya cientos de personas en Facebook se han solidarizado con él.

A continuación, algunos de esos comentarios:

Sergia Claudia Muñoz García aseguró en un comentario que muy pocos colegios cuentan con los profesionales que sepan tratar con “estos niños”.

Para ella la inclusión es algo que solo está en los discursos y al que al final no sirve para nada.

Por su parte, el usuario Luis Marcos Galaz Sanzana escribió que el niño es muy inteligente por escribir esa carta y al profesor lo llamó “imbécil y estúpido” por su proceder.

Entre tanto Sandrina Zapata escribió que se identificó con lo que vivió Santiago, pues tiene un hijo con síndrome de Asperger y para los docentes que le daban clase fue difícil entenderlo porque consideraban que el niño era un malcriado.

Sin embargo reconoció que  los profesores poco a poco lo han ido entendiendo y que muchos de ellos asistieron a seminarios para aprender sobre esta condición y ahora al pequeño le va mejor en el colegio y hasta ha avanzado de grado.

Últimas noticias