Luego de 300 años, fieles suben de rodillas las escaleras que pisó Jesús antes de morir

Luego de 300 años, fieles suben de rodillas las escaleras que pisó Jesús antes de morir

Parecen unas escaleras normales, pero al parecer, guardan una historia de más de 2000 años.

El Vaticano dio a conocer al público las escaleras de mármol por las que subió Jesús para ser juzgado por Poncio Pilatos. Desde este jueves los fieles suben de rodillas los 28 escalones santos.

Está hecha de mármol y está frente al edificio de la basílica de San Juan de Letrán en Roma. Según la tradición estos fueron los mismos escalones por los que subió Jesucristo para ser juzgado, claro está, sin la madera que los protegía.

El rector de Pontificio Santuario de la “Escalera Santa”, Francesco Guerra, afirmó que durante setenta días los fieles podrán hacer el recorrido. Las escaleras de mármol fueron restauradas hace dos años y además, bendecidas con agua bendita por el cardenal Angelo De Donatis.

Según la historia, esta escalera fue trasladada desde Jerusalén hasta Roma por el emperador Constantino y en 1723 decidieron cubrirla con madera para que no se desgastara. Desde entonces nunca había sido retirada y los fieles no la habían conocido tal y como era.

Uno de los lugares más visitados

Como era de esperarse este es uno de los lugares más visitados de la ciudad, pues cuenta la historia que data desde hace más de 300 años cuando Jesús subió al palacio y fue condenado a muerte.

En un inicio la escalera estaba en el pórtico de la sede papal antes de que fuera el Vaticano. En 1589 fue que el papa en ese entonces Sixto V ordenó la construcción de un edificio específico para albergarla.

Esta pequeña capilla es rica en reliquias y normalmente solo se puede ver desde una reja, allí los pontífices se reunían a orar. No hay un peregrino católico que no haya pasado por ahí y muchos prefieren mantener la tradición de subirla de rodillas con el fin de obtener el perdón por los pecados.

Este descubrimiento generó un fuerte interés por parte de los fieles que llegaron hasta el edificio para ser los primeros en tocarlas, aunque, debía subirlas con plásticos en los pies para evitar mancharlas.

Tras quitar la madera que los recubría descubrieron algunos secretos. Uno de ellos fue las tres cruces donde según las creencias están las gotas de sangre de cristo. Una de las gotas se puede ver en el último peldaño, otra en la primera y en el undécimo donde dicen que tropezó y rompió un pedazo de mármol.

En las escaleras guardaban hasta dinero

A su vez se descubrieron monedas, cartas, billetes y algunos deseos o plegarias que los fieles tiraron a través de la reja durante años. Aunque el mármol ya se ha deteriorado con el paso de los años y muestra algunas perforaciones por la cantidad de gente que ha subido por allí.

Su restauración solo es parte de un proyecto que se lanzó en el 2000 que busca mejorar todo el edificio. Durante la reforma se han encontrado también algunos grafitis, pinturas e incluso garabatos hechos por algunos pontífices y hasta uno de los pintores que decoró el lugar quien quiso dejar un retrato allí para la posteridad.

Te puede interesar:

Millonario agobiado por la demencia de su esposa decidió asesinarla y luego quitarse la vida

Lo mataron por robarle los tenis y al homicida lo capturaron al publicar los zapatos en Facebook

Madre se enojó y le pegó su hija de 3 años porque no quedó bien en unas fotos

 

Últimas noticias