En ropa y hoteles de lujo, delegados de Guaidó habrían derrochado dinero de ayuda humanitaria

Juan Guaidó
Foto: República.gt

Un escándalo por derrochar hasta 27 mil millones de pesos podrían protagonizar los delegados de Juan Guaidó, pues este sería el dinero de las ayudas humanitarias.

Supuestamente esta suma de dinero fue desviado para realizar gastos de militares venezolanos que desertaron del régimen de Maduro en el mes de febrero.

Dos de los delegados de Guaidó fueron acusados por el portal de noticias Panam Post, quien sostiene que los recursos girados por el expresidente de la estatal petrolera Pdvsa, Humberto Calderón Berti, fueron malgastados. Calderón es representante de Guaidó en Bogotá.

Los venezolanos Kevin Rojas y Rossana Barrera serían los implicados en el caso de derrochar el dinero, a quienes Guaidó nombró como sus representantes en sustitución de José Manuel Olivares y Gaby Arellano.

Olivares y Arellano se exiliaron en Colombia desde hace ya un buen tiempo, cuando se realizaba la supervisión en la frontera Colombo venezolana en busca de pasar la ayuda humanitaria.

Según el citado medio, entre los malos destinos que tuvo la ayuda humanitaria, se encuentran pagos de hoteles costosos, ropa cara y de marca en almacenes de Bogotá y Cúcuta y hasta el alquiler de lujosos carros.

El mismo medio, citando otras fuentes, asegura que Barrera hacía el reporte a Venezuela por el pago del hotel de siete soldados y sus familias, cuando en la realidad solo eran dos.

Asimismo, indican que Barrera habría incrementado el número de soldados venezolanos desertores de 700 a casi mil quinientos soldados.

Otro de los puntos que menciona el medio, es que los representantes de Guaidó realizaron una supuesta cena benéfica para recoger ayuda humanitaria bajo su propia cuenta, luego de que la embajada se negara a ayudarles con ello.

Por otra parte, Barrera y Rojas estaban encargados de pasar la ayuda humanitaria hasta Venezuela, sin embargo, más de la mitad de los recursos ya se han echado a perder.

Al darse cuenta de los derroches de Rojas y Barrera, Guaidó y hasta Leopoldo López los destituyeron de sus cargos. Y cuando estos fueron a rendir cuentas, dijeron que solo habían gastado 100 mil dólares.

Por su parte, el ministro de Comunicación venezolano, Jorge Rodríguez, tildó a Guaidó de corrupto y hasta terrorista, pues asegura que tras revisar el celular de Roberto Marrero, asistente de Guaidó al que detuvieron, supuestamente se habría enviado dinero a Cúcuta para pagar sicarios.

Ante el presunto caso de derroche en gastos de ayuda humanitaria, Guaidó se manifestó a través de su cuenta de Twitter y les pidió a las autoridades colombianas hacer las respectivas investigaciones.

Por su parte, Luis Almagro, secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA),  también se pronunció en Twitter.