Amigos de exjugador de fútbol patearon balones contra su ataúd para despedirlo

Amigos de exjugador de fútbol patearon balones contra su ataúd para despedirlo
Imagen tomada de El Heraldo

Al exjugador del Junior que fue asesinado en Barranquilla el pasado martes, amigos y familiares le rindieron homenaje en la cancha en la que por primera vez pateó un balón.

Darwin Rafael Araújo Suárez murió en medio de un enfrentamiento entre las bandas criminales ‘Los Costeños’ y ‘Los Papalópez’, de las cuales se rumora que él hacia parte. Los hechos sucedieron el pasado martes en el barrio Primero de Mayo, en Barranquilla.

Cuando llegaron las autoridades encontraron a dos heridos de bala, uno fue Darwin Rafel y el otro correspondía a José Alejandro Giraldo Berrío conocido como alias ‘Pelu’ y quien recibió un disparo en su pecho y murió en el lugar de los hechos.

Araújo alcanzó a ser llevado a centro asistencial, pero llegó sin signos vitales por la herida en el pómulo izquierdo. La policía logró la captura de dos de los responsables, uno de ellos menor de edad, según informó El Heraldo.

Según el comandante de la Policía de Barranquilla, el exjugador pertenecía a una de esas bandas y ya tenía antecendentes legales por porte de arma y estupefacientes. Esto lo descubrieron en 2017 cuando los uniformados le pidieron una requisa a él y otro compañero y al encontrarle el revólver que tenía comenzó a disparar. En medio de ese enfrentamiento, Araújo terminó con una herida en su pierna.

Su carrera no tuvo mucho éxito

El hombre había jugado con el Junior en el 2006, luego estuvo en el Barranquilla FC en el 2008 y terminó su carrera deportiva en Venezuela. El delantero no tuvo mucho éxito y se retiró.

Su poco éxito no se derivó mucho en el talento, sino en la poca disciplina que tenía el jugador. Según varios de sus compañeros, Darwin tenía mucho talento, además era una gran persona pero se comenzó a desviar. Muchas veces cuenta su exentrenador, le ponían buses y psicólogos para que fuera a entrenar, pero no era suficiente.

De hecho confesaron que el dinero que recibía por jugar allí debían entregarlo muchas veces a su madre para que no lo malgastara. Era muy agresivo en la cancha y muchas veces fue expulsado, eso fue algo que tampoco gustaba mucho.

El último adiós

Se desempeñaba en la cancha como delantero, por esa razón amigos y familiares decidieron en caravana llevar el féretro hasta la cancha Simón Bolivar y ubicarla en el punto penal.

En las horas de la tarde del jueves la multitud se tomó las calles del bulevar Simón Bolivar hasta la cancha de arena. Las banderas del equipo Tiburón eran ondeadas y muchos vistieron sus camisetas. Algunos lloraban, pero otros lo despidieron con alegría como si se tratara de celebrar un triunfo, por el gran cariño que le tenían.

Estando ya el ataúd en la cancha, amigos y allegados comenzaron a patear con un balón el cajón como un homenaje a su amigo fallecido. Más tarde fue llevado hasta el cementerio Jardines de la Eternidad del Sur.

En medio del dolor algunos lamentaron el triste desenlace y afirmaron que lo más probable es que si hubiera seguido el camino del deporte hubiera triunfado en grandes equipos, porque tenía mucho talento con la pelota. Decidió irse por el camino del mal y por eso terminó en un ataúd a su corta edad de 30 años.

Le puede interesar:

Cancelarán la visa a Estados Unidos a más de 2.000 colombianos y los deportarán

Mujeres con movilidad reducida denuncian que Avianca les dañó sus sillas de ruedas y no quiere responder

En coma y con daño cerebral “importante”: esperan a esposa de Pastor López para ver si lo desconectan

Últimas noticias