La mariposa, el elefante y otras 3 posiciones sexuales salvajes para alcanzar el clímax

Imagen ilusrativa tomada de Tumblr

El sexo es un tema que no solo nos concierne a los seres humanos y en el que no solo la misma especie, explora nuevas formas de hacerlo.

El mundo animal también explora e innova cuando de sexo se trata; los leones por ejemplo pueden tener hasta 40 faenas diarias.

Los osos pardos por ejemplo, al igual que algunas especies de monos, practican el sexo oral para estimular sexualmente a sus parejas.

El hecho resulta sorprendente y más cuando algunos problemas en parejas humanas son precisamente por la monotonía en el sexo.

Basados en un artículo publicado por el portal De10, se puede concluír que la mejor forma de descubrir cosas nuevas en el sexo es experimentando.

Tal es el caso, que hasta el Kamasutrase inspiró en algunos animales para que el sexo no se convierta en algo aburridor.

El escorpión, la boa y la mariposa, fueron algunos de los animales que se ganaron un puesto en el Kamasutra.

El escorpión

El hombre debe acostarse boca arriba y la mujer se sienta de espaldas a él.

Luego ella se recuesta hasta dejar su cabeza sobre el pecho del hombre.

Las manos del hombre quedan libres para acariciar el cuerpo de la mujer, pero tendrá una ardua tarea para penetrarla.

Imagen tomada de De10

La libélula

La mujer debe estar de medio lado, acostada y dándole la espalda al hombre, este la penetra mientras ella cubre con su pierna la sintura del hombre.

Imagen tomada de De10

La mariposa

El hombre se sienta recostado sobre el espaldar de la cama.

La mujer se sienta sobre él con las piernas a ambos lados, apoyando sus manos sobre la cama para facilitar la penetración.

Imagen tomada de De10

La boa

Es muy similar al misionero, con la variación de que en la boa, la mujer abraza la al hombre con sus brazos y piernas.

El hombre está arrodillado penetrando a la mujer.

Imagen tomada de De10

El elefante

La mujer se acuesta boca abajo con su cintura inclinada hacia arriba, el hombre se recuesta sobre ella y se apoya en sus antebrazos.

La mujer debe tener las piernas un poco cerradas para aumentar las sensaciones en ambos.

Esta posición es recomendada para un buen orgasmo.

Imagen tomada de De10