Mientras Meghan Markle no se dejó tomar fotos en un partido, Kate se sentó con el público

Meghan y Kate en Wimbledon
Foto: elpais.com y revistavanityfair.es

De fuertes críticas se sigue llenado la duquesa de Sussex, Meghan Markle, a causa de sus supuestas actitudes altivas, al igual que una diva del cine.

Meghan Markle visitó recientemente el estadio Wimbledon para presenciar el partido de tenis donde se enfrentó la estadounidense Serena Willliams contra la eslovena Kaja Juvan.

Pero la duquesa asistió acompañada de dos amigas, además de un gran número de escoltas que velaron de su seguridad en el evento.

Meghan en Wimbledon
Foto: infobae.com

La ex actriz, que ahora pertenece al selecto grupo de la realeza, impuso varias exigencias para permanecer “tranquila” mientras disfrutaba del partido.

Alejada de todo el público, Meghan se sentó en una parte del estadio con sus dos amigas.

Su equipo de seguridad se sentó estratégicamente a su alrededor, acaparando todos los puestos, con la intensión de que ningún espectador se sentara cerca de la duquesa.

Meghan en Wimbledon
Foto: infobae.com

Además de eso, el equipo de seguridad exigió a las personas cercanas a donde estaba sentada Meghan, que no tomaran ningún tipo de fotografía a la duquesa, con el argumento de que su visita era “a título privado”.

Según un testimonio reseñado por Infobae, de una mujer que asistió al evento, un hombre de seguridad se acercó hacia ella y le comentó que no intentara tomarle ninguna foto a la duquesa.

En fotografías, también quedó expuesto cómo un hombre que estaba tomándose una selfie, fue intimidado por un agente de la seguridad real, quien pensó que él le estaba tomando una foto a la esposa de Harry.

Meghan en Wimbledon
Foto: infobae.com
Meghan en Wimbledon
Foto: infobae.com

Todo lo contrario fue la actitud que mostró la duquesa de Cambridge Kate Middleton, quien estuvo presente en el estadio británico, pero en otro partido.

Kate en Wimbledon
Foto: infobae.com

A diferencia de la duquesa de Sussex, Kate sí accedió a sentarse, muy sonriente, entre el público.

Kate en Wimbledon
Foto: infobae.com

Estos hechos reforzaron los comentarios entre los críticos de la realeza, quienes cada vez señalan la actitud pretenciosa de Meghan Markle y esto podría ayudar a que Kate Middleton gane más popularidad entre los británicos.