Quedó embarazada pese a enfermedad que le impidió tener relaciones íntimas

FOTOS: INFOBAE.

El caso de Revati Bordawekar le da la vuelta al mundo por lo particular que es, pues a sus 30 años es una mujer virgen, pero acabó de dar a luz a su primer hijo.

Resulta que esta mujer padece una enfermedad llamada vaginismo, la cual impide que tenga relaciones sexuales porque sus músculos se contraen involuntariamente.

Según lo detallado por el portal Infobae, pese a este inconveniente Revati se enamoró y a los 25 años se casó con un hombre que la aceptó sin inconvenientes.

Sin embargo, el sueño de ambos era procrear y pese a que lo intentaron de forma natural, no les fue posible concluir ninguna relación.

Buscaron varias medidas como remover el himen a través de una cirugía, pero eso no funcionó. Así que acudieron a la modalidad de fecundación in vitro y en el primer intento, las cosas no se dieron.

Pero no se dieron por vencidos y en un segundo intento Revati quedó embarazada, tuvo una gestación normal y de hecho hizo todo lo posible por tener un parto natural.

No fue fácil porque su condición le impide hasta utilizar tampones, pero ella tuvo fuerza de voluntad y acompañamiento médico para un trabajo de parto de 48 horas.

El pasado 9 de febrero tuvo a su hija Eva, una bebé de 2,7 kilos y una cabeza de 33 centímetros.

Ahora, ella misma dijo que tiene esperanza de iniciar su vida sexual, pues esta patología muchas veces se da por cuestiones psicológicas o traumas de la infancia.

Últimas noticias