Trans se llevó todos los halagos por su aspecto, pero su voz no le dio para seguir en ‘Yo me llamo’

Capturas de pantalla - video

Como se ha vuelto tradición en los últimos años, Britney Spears llegó al escenario de Yo me llamo.

Desde que inició el programa de imitación en 2011, nunca falta la princesita del pop en las audiciones, pero esta vez el personaje causó más intriga de lo normal.

¿La razón? Un trans de pelo largo, cintura de avispa y rasgos delicados se subió al escenario a interpretar uno de los éxitos musicales de la cantante: Crazy.

Las primeras estrofas cautivaron a los jurados, pues la voz de la imitadora se escuchaba muy similar a la de la artista estadounidense, sin embargo, durante el transcurso de la canción, problemas de afinación opacaron la audición.

Amparo Grisales se mostró algo molesta, pues según ella, la concursante estaba doblando (haciendo mímica) y no cantando, como debe de ser.

Pipe Bueno apoyó a su compañera, pero precisó que más que doblar la pista que llevó la cantante tenía unas voces de fondo que apoyaban la suya.

Britney les aclaró que no estaba doblando y por eso les propuso a los jurados cantar a capela, por supuesto ellos aceptaron.

Sin embargo, su voz no convenció a los jurados, quienes la alagaron por su apariencia.

“Felicidades por la intención, además creo que tienes mejor cuerpo que cualquiera de las que se ha presentado como Britney Spears”, le dijo Pipe Bueno.

“Divina estás y te pareces bastante físicamente a como está ella ahora, tienes un cuerpo espectacular, la carita también, pero no te llamas Britney Spears”, añadió Amparo.

César escola no se quedó con las ganas y le preguntó si el pelo era de ella, Britney le respondió que eran extensiones, pero Amparo metió la cucharada y precisó:

“Dígale, sí claro, lo compré, ¿cuál es el problema”.

A continuación la audición completa: